Nace el Ateneu Tosquelles, un nuevo proyecto que abordará los retos actuales en el ámbito de la salud mental a partir del legado de este psiquiatra catalán

La Fundació CPB Serveis Salut Mental presentó el pasado 19 de enero el Ateneu Tosquelles, un nuevo proyecto que quiere contribuir al diálogo y la reflexión sobre los modelos de atención a la salud mental en el siglo XXI y hacerlo a partir del legado del psiquiatra catalán Francesc Tosquelles (Reus, 1912 – Granges-sur-Lot, 1994), pionero de la psicoterapia institucional y protagonista de una de las revoluciones más importantes de nuestro tiempo en el ámbito de los servicios de atención a la salud mental .

A través de la organización de jornadas de trabajo, conferencias y otras actividades de difusión y participación, el Ateneu quiere reflejar la pluralidad de puntos de vista y acoger múltiples disciplinas que faciliten la mirada transversal y poliédrica hacia el vínculo entre la clínica, la cultura, investigación y saberes más actuales en el ámbito de la salud mental. Como explica Joan Vegué, Psiquiatra Psicoterapeuta y Director Médico de CPB SSM, “con este nuevo proyecto y de acuerdo con la misión de nuestra entidad, queremos dar voz a diversidad de perspectivas del ámbito de la salud mental que fomenten la participación activa, el conocimiento, la capacidad crítica y el compromiso en la mejora de la calidad de vida y la equidad de los colectivos más vulnerables”. Así, el Ateneu Tosquelles quiere ser un espacio de referencia que contribuya al diálogo y a la reflexión sobre la salud mental en el marco de la sociedad del siglo XXI.

El Ateneu cuenta con la colaboración de Jacques Tosquellas, psiquiatra e hijo de Francesc Tosquelles, que ha legado a CPB SSM la obra de su padre y ha sido uno de los impulsores de la iniciativa. Carles Guerra, investigador, docente y responsable cultural del Ateneu Tosquelles, explica que “esta colaboración podría dar pie en un futuro cercano a la constitución del Fondo Francesc Tosquelles, que implicaría un ambicioso proyecto de catalogación y aspiraría a convertirse en una plataforma de servicio público que incentive la consulta, investigación y promoción de la obra de este psiquiatra catalán y tan singular a través de un programa interdisciplinar de actividades divulgativas y formativas”.

Por Guerra, “Francesc Tosquelles fue protagonista de una de las revoluciones más importantes en lo que respecta a las políticas públicas en el campo de los servicios de atención a la salud mental, con un gran protagonismo en la reforma de las instituciones psiquiátricas en los años treinta en Cataluña. Estas medidas tuvieron continuidad en los cambios que impulsó durante el período de la posguerra europea en Francia, donde vivió el exilio. Sus innovaciones fueron disruptivas y al mismo tiempo pragmáticas con un carácter profundamente humanizador”.

Un nuevo proyecto para mejorar la calidad de la atención a la salud mental y poner énfasis en el modelo comunitario aportado por Francesc Tosquelles

El Ateneu Tosquelles nace con la voluntad de mejorar la calidad de la atención a la salud mental poniendo énfasis en el modelo comunitario fruto de las aportaciones de Francesc Tosquelles, de las que el desarrollo de la psicoterapia institucional es un eje vertebrador.

La psicoterapia institucional es uno de los valores centrales de CPB SSM. Ésta entiende la salud mental como un fenómeno multidimensional y contextualizado que depende tanto de los factores psicológicos individuales como de los factores sociales, culturales y políticos. En este sentido, el Ateneu Tosquelles quiere apoyar las modalidades más innovadoras de tratamiento psicoterapéutico.

Para Tosquelles, padre de esta disciplina, la psicoterapia institucional no se limita a la consulta individual entre paciente y terapeuta, sino que se extiende a la colectividad y busca trascender los límites tradicionales de la terapia, integrando a la comunidad en el proceso de curación. Tosquelles implementó prácticas que rompían con la rigidez de las instituciones psiquiátricas de la época, fomentaba la participación activa de las personas usuarias de los servicios asistenciales en la toma de decisiones sobre su tratamiento y promovía actividades artísticas como parte integral de la terapia. En lugar de aislar a las personas en una realidad cerrada, creía en la importancia de abrir las puertas de las instituciones psiquiátricas a la cultura y la creatividad.